2 ago. 2009

Le chat noir et toi X

Estaba mirando a Adam desde el espejo, viendo cómo llegó a ser lo que es ahora, reflejados en sus ojos recuerdos de un dolor inmortal.
No advirtió mi presencia, como siempre, absorto en su propio vacío, buscándose a si mismo.
Es muy difícil descubrir que no eras aquello que creíste siempre... humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu rastro...