23 ago. 2009

Damnation VI

Seis años...
Seis años sin volver la cabeza atrás, sin regresar a la isla oxidada que me crió sin pedir nada a cambio solo para ver la decadencia que se había apoderado de ella. Su belleza había dado paso a un yermo consumido por las llamas, la crisis y la locura se había apoderado de la mayoría de almas con las que compartía mi sangre y me contemplaba a mi mismo atravesando las ruinas de mi otrora hogar espiritual para poner flores en una tumba cuyo nombre había sido casi borrado por un viento que arrastraba la nostalgia que tanto anhelaba.
Sólo el perfecto cielo de la noche pudo dibujar un esbozo de sonrisa, un efímero consuelo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu rastro...